• Dr. Javier E. Stelzer - abogado

PUERTO DE SAN NICOLAS: “DESAFIOS DEL CONSORCIO DE GESTIÓN”


1.- Introducción.-

En el mes de marzo de 2019, por decreto provincial se dispuso un cambio fundamental para el Puerto público de San Nicolás con la creación de su consorcio de gestión.-

Se deja atrás un modelo de gestión centralizado en la provincia a través de la Subsecretaria de Actividades portuarias, modelo en el cual el estado provincial debía invertir, administrar y operar, modelo del pasado y que es considerado por muchos como "ineficiente".-

La constitución del referido consorcio se da en sintonía con los principios imperantes en materia de gestión portuaria que son los siguientes: Desburocratización, descentralización, autosuficiencia y efectividad de la actividad portuaria.-

Estos principios, más la coyuntura política - económica de nuestro país en la década del 90, han sido la base del proceso de transformación del sistema portuario de la República Argentina iniciado con los decretos 2074/90 y 906/91 que determinaron la “provincialización” de los puertos administrados y explotados por Nación a través de la A.G.P – Administración General de Puertos -, culminando dicho proceso con la sanción de la ley 24.093 régimen de actividades portuarias promulgada parcialmente el 24 de junio de 1992.-

Transcurrieron casi 28 años desde que se celebro el Convenio de Transferencia de la administración y explotación del puerto de San Nicolás, por parte de la Nación a la Provincia de Buenos Aires, y es de público y notorio conocimiento que una de las críticas a la gestión a cargo de la Subsecretaria de Actividades portuarias Delegación puerto Paraná inferior, es la poca o casi nula reinversión de recursos en infraestructura, superestructuras, equipamientos y tecnología.-

Hoy en día, y particularmente en Latinoamérica es ampliamente mayor el número de puertos públicos que tiene como modelo de gestión la clasificada como “Land Lord Port”, donde la autoridad portuaria provee las infraestructuras existentes y concesiona los espacios portuarios para que un operador privado realice las inversiones en más infraestructuras, superestructuras, equipamiento y tecnología, a la par de administrar y operar.-

2.- Importancia de los puertos y de los Consorcios de Gestión. Rol a cumplir.-

Los puertos son uno de los eslabones fundamentales de la cadena de logística de mercancías, son la puerta de salida e ingreso a las vías navegables fluviales y marítimas, interfaz entre lo terrestre y lo acuático. Su importancia radica en que son puntos de contacto entre lo interior y lo exterior, constituyendo uno de los accesos hacia el resto del mundo.-

El Consorcio de gestión como toda autoridad portuaria de administración moderna debe cumplir el rol de “Facilitador”. –

Ser facilitador significa da un marco propicio y adecuado para “Impulsar” y “Asegurar”:

A.- el comercio internacional de forma ágil y eficiente;

B.- la navegación segura;

C.- las relaciones de cohesion y explotación de sinergias.-

Con la Constitución de un Consorcio de Gestión o Administración, se busca que en la dirección y rumbo del puerto, participen y/o estén representados todos los miembros de la comunidad y el quehacer portuario, a razón de atender las distintas opiniones de los actores, fijando de esta manera pautas comunes o consensuadas por la mayoría sobre las formas de llevar adelante la actividad.-

3.- Desafíos del Consorcio.-

Se inicia un camino con expectativas dadas por la conformación del directorio, la llegada tan necesaria de dos nuevas grúas, la puesta en funcionamiento y reparación del elevador de granos, el mantenimiento del dragado y los propósitos de restablecimiento del acceso ferroviario.-

Más allá de estas expectativas, que son el ABC de los puertos (accesos, infraestructura y utilaje), el puerto de San Nicolás tiene desafios de tipo filosóficos, como maneras de pensar y desarrollar su posición y actividad.-

Para la superación de los mismos será fundamental el factor humano proactivo, pues el puerto tendrá que superar desafíos administrativos/comerciales, operativos/tecnológicos, y sociales, concentrando toda su energía en su círculo de influencia.-

Desafíos administrativos/comerciales.-

La nueva administración deberá ser facilitadora, eficiente y transparente.-

Es de mucha importancia:

A.- La confección de un “master plan”, que marque el horizonte estratégico del puerto;

B.- El establecimiento de políticas de actuación, donde prime la inversión y el desarrollo de la actividad, generando redes logísticas y consolidando un posicionamiento del puerto en el hinterland;

C.- El otorgamiento de concesiones a empresas con un saber hacer acumulado.-

Desafíos operativos/tecnológicos.-

La operación portuaria debe ser eficiente. Por ello, el buen funcionamiento y mantenimiento del muelle, las grúas, y del elevador de granos, es fundamental.-

Con la reparación del elevador, el puerto se conformaría como otro canal de salida hacia el exterior de las producciones de la Agro exportación.-

La actualización tecnológica, en la forma de operar y de comunicarse, es basal. Los cambios ya se están sucediendo a un ritmo vertiginoso, y los puertos deben apuntar a los conceptos de smarts ports.-

Infraestructura, utilaje, seguridad, comunicación y funcionamiento en general deben adaptarse al internet de las cosas y a la inteligencia artificial.-

Asimismo La necesidad de despapelizar y desburocratizar la actividad, hace inevitable que el envió de información se haga solamente por forma electrónica.-

Puntualmente en la forma de comunicarse la comunidad portuaria tendrá que utilizar redes “seguras”, “transparentes” y “descentralizadas” donde el envió de información deba necesariamente hacerse a una ventanilla única.-

Desafíos sociales.-

La implementación de programas de responsabilidad social, es otro desafío. Se debe garantizar una gestión ética y transparente, con actividades de triple impacto, social, ambiental y económico.-

No obstante el propósito de la actividad es ser rentable, para poder existir, y generar empleo, el puerto de San Nicolás debe vincularse con la ciudad y la región bajo dos principios:

1.- Mitigar los impactos negativos, compensando con impactos positivos, en el medio ambiente y la sociedad;

2.- Promover al desarrollo local/regional de los recursos humanos y materiales que nutren a la actividad.-

A modo de ejemplo, las charlas y las capacitaciones abiertas a la sociedad constituyen una forma de materializar esta relación, y contribuir al desarrollo.-

4.- Conclusión.-

El cambio en la forma de gestión del Puerto de San Nicolás, es celebrado por la comunidad portuaria y significa un avance que se demoro en el tiempo, pero que se da al fin.-

A partir de ahora, el puerto de San Nicolás deja de ir a contra mano con las concepciones modernas de administración y explotación portuaria, abriéndose a los nuevos paradigmas de evolución de puertos de tercera, cuarta y quinta generación.-

El primer paso esta dado, ahora resta seguir avanzando a razón de superar los desafíos que presenta la actividad.-


© 2018 para Despacho jurídico Dr. Javier Stelzer.-